Mercedes-Benz

Consejos para una conducción segura en invierno

19.12.2021

Quizá la más importante sea la más básica: debemos conocer el estado de nuestro vehículo. Esto incluye, por supuesto el estado de nuestros neumáticos y frenos. Así que nuestro primer consejo no puede ser otro: ¡revisa tu coche en tu taller de mantenimiento Louzao antes de partir!
Revisa tus neumáticos, luces, batería, frenos, limpiaparabrisas, sistema de calefacción… Y prepárate para disfrutar de un viaje estupendo y seguro sobre un paisaje totalmente nevado.
Neumáticos de invierno no solo para la nieve
Utilizar los mismos neumáticos para todo tipo de condiciones es como utilizar las mismas chanclas de verano para todas las estaciones. Porque esto no lo haces, ¿a que no? Los neumáticos de invierno, aunque no son de uso obligatorio en España (sí en otros lugares de Europa), sí son aconsejables.
El uso de los neumáticos de invierno está más que justificado en nuestro país en algunas zonas del norte y el interior. Este tipo de neumáticos siempre son más efectivos cuando la temperatura ambiente baje de los 7ºC.
Estos neumáticos están principalmente diseñados para conseguir un rendimiento superior al de un neumático convencional con bajas temperaturas o condiciones adversas (nieve, granizo, lluvia…). De hecho, hay algunos modelos que puedes encontrar en tu concesionario Louzao más cercano  como las ruedas Continental, que están pensadas para un mejor agarre sin necesidad de cadenas.
Uso de cadenas de nieve
El uso de cadenas solo está indicado cuando hay nieve. Es muy importante que conozcamos todos los tipos de cadenas de nieve y saber en qué neumáticos hay que montarlas.  Si en tu vehículo utilizas neumáticos de invierno o all season, puedes añadirles cadenas con premontaje en la llanta, si las nevadas son muy copiosas.
En un vehículo de tracción delantera, las motrices son las que están situadas en el eje delantero. En los vehículos de propulsión trasera, eran en el eje trasero, y si es tracción 4×4 o integral, hay que montarlas en los 4 neumáticos.
Debemos hacerlo siempre con el asfalto cubierto de nieve o hielo. De lo contrario, dañaremos el neumático y la llanta.
Otros tips para conducir con nieve
Arrancar el coche con nieve es un proceso complicado. ¡Pero tranquilo! Sí que es verdad que es posible que patine: acelera poco a poco sin revolucionar el motor. En el caso de que siga patinando, sube de marcha.
Aumenta la distancia de seguridad. Con respecto a esto, hay una regla que no falla: 1 m de distancia por cada km/h de velocidad.Conduce de forma suave, con marchas largas y, siempre que puedas, sin superar los 40 km/h.Frena a pequeños toques para controlar la dirección.Si patinas, levanta el pie del acelerador y controla el coche solo con el volante hasta que lo coloques ahí donde vuelva a haber tracción.Toma las curvas evitando que el neumático pierda el contacto.No dejes el freno de mano tirado al máximo. Deja una marcha engranada.Deja los limpiaparabrisas desplegados (suelen ser los primeros en quedarse congelados).